2
Ene
2024
0

Guía de salud

Sobre el tema de la salud caben todas las ópticas, todas las terapéuticas, sobre un tema tan amplio necesariamente tienen que concurrir las diferentes disciplinas que estudian el ser humano. La interdisciplinariedad es una de las carencias que se ha observado en el campo científico tan dado a verdades absolutas, tan temeroso de defender su terreno y de delimitar estrictamente lo que entra o no dentro del método científico. La medicina, la biología, la química, la genética hablan abiertamente de la salud del ser humano, pero también tienen que hablar la antropología, la psicología, la dietética, y así, entre muchas otras, las disciplinas psicocorporales tradicionales y modernas. Dejar una voz perdida aunque sea la del curandero significará sesgar una pretendida visión holística sobre la salud. 

 Probablemente siempre rondará una aureola de misterio en torno de cualquier curación. Si tuviéramos que responder a la pregunta qué es lo que cura una vez vistos los resultados en una medicina y otra, en una cultura y otra, tendríamos que callar, o responder tímidamente que la voluntad de curación que hay en cada un de nosotros. Las innumerables terapéuticas y consejos de salud, son eso, ayudas en un camino de sanación difícil de describir y, a veces, de abordar.Tal vez lo que en estos momentos deberíamos pedirle a una guía de salud después de tantas y tantas obras que se amontonan sobre la salud es que no fuera meramente informativa. Que no fuera sólo una compilación bien estructurada de teorías y métodos. Que no se quedara en un listado de bonitas imágenes sobre el tema. Creo que es lo que está en la mente de todos, adecuar el conocimiento que hay sobre el cuerpo, sobre las diferentes medicinas y adecuarlas en su divulgación a un público no especialista pero sí interesado. Hacer una guía amena pero sin perder profundidad. Volver lo complejo fácil a través de esquemas. Interconectar los diferentes capítulos de la obra y los temas claves como si hubiera una red subterránea que conectara diferentes conceptos relacionados entre sí aunque de ámbitos diversos. 

En definitiva una obra que no tuviera una sola voz, que no ocultara la polémica acerca de temas candentes, que no negara tampoco los temas tabú de la medicina, siquiera su historia por momentos tan atroz.

Pero sobre todo centrada en la prevención que es la mejor medicina, y en los hábitos higiénicos y de vida que son el suelo fértil donde se cimenta una buena salud.

Quisiera simplemente poner énfasis en algunos puntos, temas que a mi modo de ver merecen especial atención. Sin pretender hacer ningún índice, ni agotar todos los temas:

• ACERCA DE LA SALUD Y LA ENFERMEDAD

En estos momentos es necesario ir más allá de la identificación de enfermedad con los diferentes síndromes de malestar. Estar sano no es simplemente ausencia de enfermedad. La enfermedad aparece después de un proceso a veces largo de gestación y muchas veces, cuando la enfermedad no es crónica o degenerativa, la enfermedad se manifiesta como un proceso de limpieza, una crisis depurativa que intenta restablecer el equilibrio perdido. Desde esta óptica que suscriben el higienismo, el naturismo, la misma escuela Seitai japonesa,etc la persona sana es aquella que tiene suficiente energía vital para equilibrar su cuerpo, para recuperar su estado de salud.

Y esto implica muchas más cosas. Por ejemplo que hay que escuchar al cuerpo y notar claramente cuáles son sus reacciones. Conocerlo ampliamente para poder respetarlo sin miedo, dejar hacer a esa natura medicatrix con libertad y, también, con precaución.

La consecuencia lógica de esta manera de ver la enfermedad es un radical aprendizaje de los mecanismos, digamos secretos, del cuerpo, y aceptar como parte de este proceso de curación el malestar o dolor propio de la depuración.

Se trataría de ampliar los conceptos de salud y enfermedad y sentirse más seguro delante de las respuestas corporales, por qué no, psicoemocionales cuando estamos enfermos.

• TEMOR AL DOLOR

Desde la óptica sociológica habría que ver cómo nuestra sociedad a diferencia de otras no tolera el dolor, y la demanda apremiante es la de pedir al médico el calmante, el analgésico. Porque está claro que el dolor sinsentido es absurdo debe ser calmado pero no a costa de la insensibilización general del cuerpo, de mermar su capacidad de respuesta.

Entender científicamente cómo se origina el dolor, qué sentido natural tiene, cuando es alarma o vivificación, de cuando es meramente destrucción. Describir sensibilidades y tolerancias y leer experiencias de personas que dominan el dolor y cómo lo hacen. Diríamos que hay actitudes maduras delante del dolor que van desde la relajación o aceptación y que realmente le quitan ese plus extra al dolor que es psicológico y ansioso. Eso nos da seguridad.

• LEER EN EL CUERPO

Pero el cuerpo no tiene por qué ser ese desconocido que entregamos irresponsablemente al médico autorizado. Es posible conocerlo, es posible leer en sus pliegues, en sus huecos.

Nuestra experiencia cuando hemos leído el cuerpo desnudo de alumnos para su mejor conocimiento y para aplicar adecuadamente su práctica corporal, en este caso de yoga, nos hemos dado cuenta de que desconocemos nuestro cuerpo, que pocas veces lo hemos mirado con curiosidad, que sólo hemos recuperado de él la imagen necesaria, tal vez, la más segurizante.

Con la mirada minucosa hemos comprobado como lo hace el Taiheki, la fisonomía, la medicina china, etc cada una a su nivel que hay un hábito corporal, que este hábito tiene que ver con nuestro carácter, que el funcionamiento del hígado, del corazón o del bazo están presentes en la piel visible, en la forma de mirar, en nuestro movimiento.

¿Qué significa un pecho hundido, cuánta responsabilidad hay detrás de unos hombros subidos, por qué la mandíbula se aprieta fuertemente?. ¿Qué nos indica unas piernas en equis, o una excesiva curva lumbar?.

Este empezar a leer en el cuerpo, interesarse por cómo estamos hechos se puede proponer, me atrevería a decir de una forma lúdica, en una enciclopedia.

• SIMBOLIZAR EL CUERPO

Los cánones de belleza que cambian de época en época y a lo ancho de cada cultura influyen como bien sabemos en los hábitos de salud. Ya hemos visto en la anorexia las consecuencias del querer estar delgada/o, de ser bello.

Pero también el cuerpo tiene su lenguaje. Se dice que los ojos son el espejo del alma, que los labios rezuman sensualidad, que en las manos está escrito el destino de cada persona.¿Qué curioso el lenguaje del cuerpo que en una cultura los pies simbolizan algo sagrado y en otra algo sucio y maloliente?. Las mismas zonas erógenas cambian de persona a persona. Hombres y mujeres viven por separados cuerpos sociales diferentes. Y es que ser guapa, ser varonil, está poniendo en cuestión nuestra autoestima, nuestra seguridad, nuestra comunicación, ¿nuestra salud?.

Mostrar mapas del cuerpo a lo largo de la historia, vértebras relacionadas con planetas, órganos relacionados entre ellos, mapas de reflexoterapia, iridiologia, etc. sería una muestra atractiva para profundizar en el conocimiento del cuerpo.

• HIGIENE SALUDABLE

Lo limpio y lo sucio han cambiado a lo largo de nuestra historia, son claramente conceptos culturales. Épocas en las que bañarse estaba connotada con peligros y tabúes, donde el “agua va” indicaba la falta de alcantarillado, donde importaba un cuello blanco de seda y no unas manos limpias.

Pero también lo dentro y fuera del cuerpo está influenciando en nuestros hábitos higiénicos. El yogui o el tántrico que consideran el cuerpo como un medio de realización amplian los recursos de higiene lavándose periódicamente los intestinos con agua salada, el estómago con una venda de algodón que tragan, la lengua y la encías frotándolas, la nariz con agua y sal, etc. Prácticas que nos resultan, desde nuestra sensibilidad, un tanto chocantes pero que son efectivas en la salud.

Hacer un recorrido por los diferentes hábitos higiénicos en diferentes culturas explicando cómo actúan y dar recursos actualizados para que cada uno pueda en su higiene diaria no solo lavar la piel sino tener un aliento fresco, unas encías resistentes, un intestino que evacua bien, un olor corporal fresco, etc. sin la ortopedia de los productos cosméticos que enmascaran nuestras tóxinas.

• SOMATIZACIÓN

Pero el cuerpo no es mas que la cristalización de algo más sutil, nos dirá el místico, que es el alma. El Psicólogo también dirá que la interrelación entre mente y cuerpo es notable y lo que afecta a uno, repercute en el otro como formando parte de una sola entidad.

Los síntomas de las enfermedades también son lenguajes de un inconsciente que no encuentra otra fórmula de expresión que el mismo síntoma. ¿Puede haber una relación entre el dolor de cabeza y la necesidad de que a uno lo dejen solo?. Tal vez. ¿Hay en el asma un asfixia en las relaciones más cercanas?. ¿Nos rompemos la pierna cuando hay algo que durante tiempo está pidiendo reposo, parar el ritmo frenético?. Puede que no. Pues cada síntoma es efecto de múltiples causas y no sólo una. Sin embargo dar pistas en esa relación secreta entre psique y cuerpo va a permitir una mayor reflexión acerca de lo que nos pasa y de su posible solución.

Bien sabemos que el recrearse en la enfermedad viene de la mano de una ganancia secundaria, que son los cuidados, la atención de los seres queridos, el descanso de la propia responsabilidad social.

• ALIMENTACIÓN CONSCIENTE

Hay quien dice que la mayoría de las enfermedades entran por la boca. No en vano Hipócrates dijo “que tu medicina sea tu alimento y que tu alimento sea tu medicina”. Y es que comer bien, sin estar saltando de dieta en dieta, requiere mucha información clara y precisa. Información que debe darla una obra de divulgación. Desmitificar es importante. Una persona debería comer según el tipo de trabajo que realiza, según su constitución, el clima donde vive, sus gustos, su tiempo libre, su cercanía al mercado, también su economía. Y esto quiere decir que no hay fórmulas pero sí consejos saludables. Tener pequeñas fichas o encuadres de cada alimento con sus propiedades, diferentes tablas de incompatibilidades. Escuchar también a la sabiduría popular a través de los refranes (a la leche nada eches). Los sistemas de cocción, los utensilios de cocina, las diferentes cocinas del mundo, etc, etc, sin perder de vista la orientación de mejorar la salud. 

En definitiva desmantelar viejos mitos del comer como el de comer siempre, aunque uno pierda naturalmente el apetito. Miedo a ese ayuno, ayuno controlado que los naturistas, algunas religiones, etc realizan como descanso y limpieza del aparato digestivo.

• LONGEVIDAD

La buena alimentación ayuda a una vida más ana y longeva como lo demuestra los más de cinco mil personas centenarias que viven en la actualidad en Japón fruto, en parte, de su alimentación pobre en grasas y fritos. Pero también tenemos a los Hounzas, pueblo del Cáucaso que hacen ayuno en primavera y comen poco, toman kéfir, etc.

Los yoguis pretenden una vida larga con sus prácticas, también los taoístas hablaron de longevidad con su control de la energía y de la eyaculación en las relaciones sexuales. Hay muchos factores que influyen en esa vida dilatada entre otros, una mente sana, unas relaciones maduras, un entorno sano, un trabajo estimulante, etc.

• MENTE SANA

Heráclito decía que carácter es destino queriendo indicar tal vez que nuestra forma de hacer y comportarnos es la semilla de los frutos que recibimos. Quizá no sea necesario meternos en laberintos psicológicos pero ver detrás de nuestra personalidad qué huídas de la realidad se fraguan, que miedos y qué compulsiones respiran es base para una mente sana si es que pudiéramos definir semejante cosa. El eneagrama es un esquema básico de conocimiento que a través de los llamados pecados capitales como son la ira, el orgullo, la vanidad, la envidia, etc descubre tipos de personalidades que boicotean, en definitiva, nuestra felicidad, nuestra necesidad de crecimiento. El victimismo, la perfección, el aislamiento, la narcotización, etc, son máscaras a nuestra relación con el mundo.

Este conocerse uno mismo está en la base de todas las tradiciones religiosas. En Yoga hablamos de svadyaya, el estudio de si mismo,  o simplemente de hacerse la pregunta, ¿quién soy yo?.

El objetivo para estas disciplinas es la conexión con el espíritu pues ahí reside, según su experiencia, la base de toda verdadera sanación.

Tampoco está tan lejos de nuestro ideal, mente sana in corpore sano.

• ENERGIA VITAL

¿Qué es la energía?, ¿se siente?, ¿cómo actúa?. Todos hablamos de energía, de tener más energía pero desconocemos en general la fuente, los circuitos, las técnicas de aumentarla. Aquí tendremos que ir a Oriente que ha exportado este concepto, el prana de los hindúes, el chi de los chinos, el ki de los japoneses. ¿Qué quieren decir ellos cuando hablan de energía?.

¿Es mito o realidad lo de los chakras de energía, la kundalini en ascensión por la columna vertebral?.

En todo caso ¿dónde se acumula la energía en el cuerpo y qué aparatos pueden detectarla?. Los meridianos de acupuntura, etc.

Necesitamos una visión más amplia que la del cuerpo físico, el mapa de anatomía, la radiografía. Esto no es todo.

• MOVER EL CUERPO

Aparte de la sobrealimentación, el otro gran mal de nuestra civilización es la sedentarización. Arropados en coches, ascensores, artilugios electricos y ciudades movemos más bien poco el cuerpo. Pero ni la gimnasia del cole que se limitaba a saltar ni el deporte en competición que fuerza en demasía nuestras posibilidades con tantos riesgos de lesión nos sirven a la hora de buscar una armonía en el movimiento.

El objetivo será siempre el mismo disminuir el efecto negativo que tiene sobre el cuerpo la gravedad, mover ampliamente las articulaciones y estirar la estructura muscular que tiende, si no se hace nada, a su acortamiento. Relajar el estrés que acumulamos, favorecer el retorno venoso, etc, etc.

El yoga en este caso fue el impulsor de una especie de gimnasia suave donde había que respirar ampliamente y eliminar las tensiones. Pero actualmente hay un racimo de técnicas serias que abordan el cuerpo de una forma holística en su vertiente terapéutica. Antigimnasia, Diafreoterapia, DFA, Holística, Anatomía para el movimiento, Feldenkrais, por solo citar unas pocas. Métodos, que sin caer en publicidad, si se podría explicar sus objetivos. No nos olvidemos del Taichi, del QiGong, pero tampoco nos olvidemos del excursionismo, de la natación, del ciloturismo o simplemente del pasear que tan a mano tenemos.

• EL ARTE DE HABITAR

Fen Shui es este arte de habitar que tradicionalmente han utilizado los chinos. Vivir en casa sana es importante. Es importante la orientación a la hora de dormir, el tipo de colchón, la ventilación de la habitación. No en vano la tercera parte de nuestra vida la pasamos durmiendo.

La distribución de la casa, las plantas, la decoración. El sentido práctico del orden, el reciclaje de basuras, etc, etc van a conformar nuestra armonía de vida. Nuestra casa es como nuestra piel, nuestra primera ecología.

• LOS SENTIDOS

Los sentidos son el alimento de la vida, las puertas de la percepción. Nuestro desenvolvimiento en la vida depende del correcto funcionamiento de nuestros sentidos. Pero muchas veces estos sentidos no están educados, no son la fuente de placer que deberían ser. Por ejemplo, el gusto está enbotado entre lo excesivamente dulce y salado sin dar pie a los sabores más sutiles que percibe todo buen gastrónomo. Para que nuestra alimentación sea amplia y comamos de todo tenemos que ampliar nuestros sabores, al menos darnos tiempo para saborear. Lo mismo pasa con el oído que en unas ciudades ruidosas se insensibilizan. Prestar atención es básico en toda buena comunicación, es el arte de la escucha, de vivir el silencio como algo rico, vitualmente lleno. La contaminación acústica es una de las causas de la irritabilidad, el insomnio, la tensión nerviosa. El tacto que es tabú en nuestra sociedad debemos sensibilizarlo. El tacto da paso al contacto necesario en la comunicación. Un niño que no ha sido tocado de pequeñito acusa desarreglos emocionales. La caricia es parte de nuestra relación íntima, de nuestra sexualidad. Por otro lado, el olfato nos da pistas de una realidad invisible, el aroma lleva en sí la esencia de la cosa. Oler es estar conectado, me atrevería a decir, abierta la intuición. Por último la vista tiene que posarse en horizontes, en prados verdes, carenas de montañas azuladas y cielos estrellados antes que nada. La mirada que choca contra el muro, el escaparate, la pantalla de televisión se endurece, se ciega de tanto estímulo. Podríamos hablar del yoga ocular, del método Bates, de la conexión de la miopía con nuestras defensas psicológicas. Después la mirada se volverá una puerta para comunicar exterior con interior, es la mirada serena que está en contacto con algo más profundo.

En todo caso los sentidos son aptos para trabajarlos lúdicamente, para hacer una sensibilización sensorial.

• SEXUALIDAD ACTIVA

A veces la sexualidad se convierte en un triste cajón de sastre donde todo lo que no funciona en otros órdenes de nuestra vida se mete a trompicones con poca consciencia. La sexualidad es esa gran asignatura pendiente. Entre la ficción del cine y la realidad dista un abismo, un abismo que se ha creado con la represión y la poca educación sobre el tema. Hay que derrumbar viejos mitos de prepotencia, hay que volver a la sensibilidad, a la ternura, a la investigación. Hay que vivir el placer sin culpa.

El Tantra de la mano izquierda nos sugiere un ritmo relajado, femenino, sin prisas, con l aposibilidad de sublimar la energía, ritualizar el acto. El Taoísmo, ya lo decíamos, también tiene sus técnicas sexuales que merecen ser conocidas.

• NACIMIENTO FELIZ

Otto Rank escribió sobre el trauma del nacimiento como si estuviera en la base de toda angustia psicológica ya en el adulto. Lo que es indudable es que el nacimiento marca profundamente al individuo. Un parto natural en el sentido de no hospitalizado forma parte de la vida. La conciencia también de la vida prenatal, de los cuidados que requiere la embarazada, los ejercicios adecuados, la respiración, aprender a relajarse van a favorecer ese momento a veces vivido como dramático.

Entender todo el proceso del parto es importante, las distintas fases, los cuidados posnatales. ¿La depresión postparto?, la alimentación del neonato, etc.

Mostrar las experiencias de nacimiento en casa con la ayuda de la comadrona, con al asistencia activa del padre. O la experiencia de nacimiento en el agua. Cómo nacen en sociedades simples los niños, qué mitos los rodean, etc.

• MUERTE DIGNA

Dicen que uno muere como ha vivido y que en el lecho de muerte uno entiende por qué ha vivido. Sin embargo nuestra sociedad temerosa de todo lo que no sea norma nos ha escamoteado la muerte, la ha pintado de gris y encerrado en tanatorios serios. Pero al igual que el nacimiento, la muerte forma parte de la vida. Cuando uno ha vivdo, realmente se ha entregado en la vida, la muerte se vuelve digna, se vuelve una entrega y una iluminación.

También debería ser una libertad y poder hablar sin trabas de la eutanasia.

No obstante después de la muerte hay muchos mitos que deberíamos conocer. Desde el Bardo Todhol, libro tibetano de los muertos, tantos relatos en la escrituras sagradas donde se nos habla del tránisito de la muerte. La misma reencarnación de los hindúes. ¿Hay vida después de la vida?. ¿Qué opina el teólogo, el filósofo, el hombre de a pie?

• DROGAS SAGRADAS, DROGODEPENDENCIA

En un pasado las drogas que conocemos eran drogas sagradas dentro de rituales específicos donde el neófito se entyregaba a la disolución de su viejo esquema plano acerca del mundo y de si mismo. La droga era un salto cualitativo a la experiencia de ser. Hoy en día, en pleno consumismo la droga es, está siendo, una válvula de escape de un ritmo de vida frenético, cuando no, absurdo.

¿Cómo actúan las drogas, qué secuelas deja, quién las puede o no tomar?. La distinción entre drogas duras y blandas, la legalización, los problemas políticos, la moral que envuelve este asunto.

Entramos dentro del tema de adicción, adicción a substancias que forman parte de nuestra vida y que a menudo nos traen problemas. El tabaquismo, la cafeína, el alcohol, el azúcar, los medicamentos se vuelven adictivos, se vuelven imprescindibles y nos hacen perder nuestro centro, mermando nuestra libertad, capacidad de elección. La publicidad no es ajeno a ello.

• LA FACTURA DEL BOTIQUÍN

Hemos hablado de medicamentos, y éstos son un gran triunfo de la ciencia médica. Sin embargo su utilización y su comercialización dejan mucho que desear. Estamos indefensos ante los medicamentos porque no los conocemos, sentimos sus efectos, pero ¿qué hay de sus efectos secundarios?.

En realidad medicamentos básicos no hay muchos si nos atenemos a lo que dice la OMS y no la industria farmacéutica. Analgésicos, antipiréticos, antiinflamatorios, etc, etc. ¿Cómo influyen en el organismo estos medicamentos, las sustancias activas, los derivados?

Poder entender algo de la jerga médica, del vocabulario críptico de los medicamentos. Fomentar la precaución.

¿Cómo actuar ante las vacunaciones?. ¿Son efectivas?

¿Qué botiquin hemos de llevar a la montaña, o a la playa, de viaje al tercer mundo?. Esto puede resultar muy atractivo.

• MODELOS DE SALUD

Cada sociedad desde su cúpula médica genera un sistema sanitario imbricado con un sistema de vida. No es de extrañar que nuestra medicina sea funcional, tratando el síntoma para que el individuo vuelva al sistema productivo. Una medicina que no fomenta la prevención porque está en manos del una industria que incita al consumo, o que busca la solución en el cáncer o leucemia a través de un producto mágico olvidándose del individuo y su peculiaridad.

Modelos sanitarios hay muchos en el mundo que podríamos conocer para ensayar también nosotros otras formas sociales de sanación.

Nos interesa saber también qué análisis básicos nos pide el médico y que elementos resaltan para poder entenderlos. Un análisis de sangre, una radiografía, un scanner, una resonancia, una ecografía, etc. ¿Cómo se realizan, qué riesgos tiene, cómo hay que leerlo?

Otros temas a tratar son la donación de sangre, los diferentes departamentos de un hospital, ¿cómo funciona por dentro?, la relación médico-paciente, si la consulta se hace en dos minutos o hay una voluntad pedagógica del médico. ¿Queremos un médico técnico o un médico de familia?.

• BIOTECNOLOGIA

Esá claro que la medicina del futuro vendrá de la mano de la biotecnología. Predecir los males en una etapa precoz y tratarlos con anticipación. La genética será la nueva reina pero también es cierto que se pueden hacer atrocidades o ir por delante de nuestra ética. Implantar un óvulo fecundado en una mujer de 63 años,  ya es posible. Volver a parir el hijo perdido al que se le ha sustraído el mismo material genético, lo será. Es el tema de la clonación y que merece ser tratado en profundidad.

• NUEVAS MEDICINAS

Momento de hablar también de las nuevas medicinas, medicinas energéticas, a través del color, del sonido, de la imposición de manos, de la orientación en el espacio, de las esencias, de las flores, de la orina. La homeopatía se está imponiendo. Saber en qué está basada.

Tenemos la abrazoterapia, la terapia de la risa, la musicoterapia, arterapia, los juegos conscientes, el co-counselling, y todo el elenco de terapias alternativas.

Espacio amplísimo, casi inagotable, más de 250 terapias diferentes en EEUU que indican que hay mucha paja pero que demuestra hasta qué punto llega nuestra creatividad y las posibilidades diversas de curación adaptadas a la sensibilidad de cada individuo. Merece la pena tratarlo seriamente.

• MEDICINAS TRADICIONALES

Hay una sabiduría antigua que es necesario preservar, utilizar lo que buenamente hay de ellas. Fitoterapia, helioterapia, hidroterapia, los baños de arcilla, las cataplasmas, los ungüentos. Pero también está la medicina china,  ayurvédica, la medicina de los chamanes, los curanderos. ¿Qué parte hay de ritual, que parte de ciencia si es que tal separación es posible?.

• FUTURO DEL CUERPO

La evolución no ha acabado, estamos en un permanente proceso de hominización. El cuerpo-mente está adaptándose a marchas forzadas a los nuevos modos de vida. ¿Cómo será el futuro del cuerpo?. ¿Serán los ojos más grandes, la boca más estrecha, la dentición irá desapareciendo?. ¿Se utilizarán prótesis para ver mejor, oir más incorporadas dentro de nuestra biología?. Todos son especulaciones, pero tenemos datos. Podemos ir más atrás, los primeros momentos de la hominización, lo que nos une con nuestros hemanos los chimpancés, los gorilas, entrever la maravillosa bipedestación del homínido que liberó las manos y desarrolló el cerebro al no tener las mismas presiones de la postura horizontal. Mostrar esa maravilla evolutiva que nos deja abiertos al futuro.

  PLANIFICAR NUESTRA  VIDA

El estrés es el mal de una sociedad que se ha hecho hipercompleja y competitiva. La presión y la autoexigencia aumentan y nuestro ritmo de vida no se adapta con la suficiente labilidad. Si hemos de hacer muchas cosas las podemos hacer sólo cambiando el enfoque. Pensando antes, estructurando, sin olvidarnos de nuestros recursos, tiempo y habilidades. Con esa capacidad de planificar nuestra vida salimos ganando, ponemos freno al estrés. A veces desdramatizando, otras, haciendo equipo, compartiendo responsabilidades, derivando, o simplemente sabiendo decir no cuando ya estamos en nuestro límite. Alguien dijo que la sabiduría era la buena administración de nuestra ignorancia. Es esto lo que podemos aplicar a nuestra vida, darle alas, saber afrontar las partes más duras con ingenio y creatividad.

Julián Peragón

imagen: lina-trochez-ktPKyUs3Qjs-unsplash

También te puede interesar

Alimentación natural
¿Qué cura?
Salud y enfermedad
Actitudes ante el estrés

Deja un comentario